20 de enero

Inteligencia Jurídica y Gobernanza
AR_3_Granados

11 Jun 20 de enero

Se oye hablar continuamente del presidente Sr. Trump. Y es efectivamente un tema de gran interés para los analistas y estudiantes de Relaciones Internacionales especialmente. Un líder de ideas y discurso no muy moderados ha hecho estallar el furor, la controversia, ha animado la conversación y creado debate y polémica como nunca. Pero no es el único gobernante carismático que está revolucionando el panorama internacional y las noticias: el Sr. Putin, el Sr. Jinping y el Sr. Castro también lo hacen, a su modo. Cuatro personajes históricos que pasaremos a comparar en el siguiente documento.

AR_3_Granados

Castro 

Por una parte, Fidel Castro murió hace unos meses, marcando el final de una etapa. Los cambios no se han hecho esperar, como se podía vaticinar. Trump ya comentó en su campaña presidencial que iba a revisar el acercamiento con el Estado embargado. Para entender qué conllevaría esta actitud, nos remontamos al pasado cercano.

En 1966, durante el gobierno de Lyndon B. Johnson, demócrata, la Ley de Ajuste Cubano favorecía a los cubanos que llegaban a EE.UU., aunque fuese de manera ilegal, un estatus especial tras un año y un día.

La orden ejecutiva de 1995 de Clinton (política de “pies secos, pies mojados”), tras la crisis de los balseros, establecía que los detenidos en alta mar serían deportados, mientras que los que lograban tocar tierra podrían acceder al permiso de residencia.

En el 2014, el Presidente demócrata B. Obama comenzó una política que favorecía las relaciones con Cuba y que culminó con el fin del distanciamiento: en diciembre, la visita del estadounidense a la isla fue el símbolo del cambio. BBC Mundo explicaba lo que significaba: ”ofertas comerciales de telecomunicaciones, un servicio de línea aérea regular, una mayor cooperación en la aplicación de la ley y la protección del medio ambiente.”

El 14 de enero de 2017, en una de las últimas decisiones del Sr. Obama, se acordó que los cubanos deberían adquirir el visado, como el resto de nacionalidades, antes de entrar en el país, y a cambio el Estado isleño se comprometió a aceptar la vuelta de los expulsados. No es una ley retroactiva, y por tanto no afecta a los cubanos residentes en Estados Unidos sin permiso. Con el fin a la inmigración ilegal producida en el estrecho de Florida durante años, La Habana suspira aliviada.

Pero el magnate republicano llegó al poder y tomará medias al respecto en poco tiempo, aunque de momento no parezca ser una prioridad. Andrew Otazo, director ejecutivo del Cuba Study Group, afirma que el 52% de los estadounidenses están en contra de revertir el proceso de normalización. Además, aerolíneas como American Airlines, con nuevos vuelos directos a Cuba, quedarían perjudicadas, así como que los cruceros Royal Caribbean. Empresas que abrieron operaciones recientemente, incentivadas por la demanda de turismo de sol y playa que no deja de estar en boga[1]; estarían probablemente dispuestas a demandar al Gobierno por una pérdida cuantiosa de ingresos. “Los intereses económicos estadounidenses están en juego y van a presionar a Trump para que no revierta las órdenes ejecutivas de Obama en inversión, comercio y viajes”, coincide desde Washington Michael Shifter, presidente del laboratorio de ideas Diálogo Interamericano.

Con la muerte de Fidel Castro, se elimina el símbolo que llamaba a la defensa de una mayor rigidez en las relaciones cubano-estadounidenses, y el sucesor Raúl Castro se puede—y debe—permitir una apertura, necesaria para el desarrollo vital del Estado comunista, cuyos habitantes se encuentran sumidos en la pobreza. Del otro lado, Washington sabe que debe y puede ayudar. Y en el mundo globalizado en el que vivimos, poniendo trabas se pisará a sí mismo.

 

Putin

 Las tensiones entre Rusia y Ucrania son notables desde la ruptura de la URSS en 1991. El mismo Gorbachov, en una entrevista antes de la disolución, daba por hecho que Kiev seguiría siendo rusa. Con el conflicto en Siria, las relaciones se complican todavía más: Crimea ha pasado a estar en segundo plano para los medios, y olvidamos el terror vivido por una población sin libertad de expresión en las calles, hablando con periodistas que arriesgaban sus vidas junto a ellos.

Pasemos a añadir al presidente Donald Trump. Primero, se debe destacar su postura en los debates y entrevistas. El estadounidense quiere un acercamiento con Putin, y se ha sugerido que las elecciones estuvieron amañadas por sus “camaradas”. El ruso ha reformado numerosas leyes para alargar su mandato presidencial, cambiar la forma de composición del poder legislativo, poder ser reelegido y, en definitiva, no alejarse de la política en unos años. Recuerda al Sr. Erdogan en algunos aspectos[2].

Ucrania elevó una demanda contra Rusia ante el TIJ (órgano judicial de la ONU) recientemente.[3] En la misma, acusó a Moscú de propiciar el separatismo prorruso, lo cual iría contra el art. 2.4 de la Carta[4]. La no injerencia en asuntos internos y la inviolable soberanía nacional son conceptos esenciales del Derecho Internacional. El terrorismo propiciado por un Estado iría contra el núcleo mismo del ordenamiento jurídico. El Tribunal condenó a EE.UU. por el financiamiento de las guerrillas nicaragüenses sandinistas en los ochenta; y si Rusia aceptase ser juzgada, bien presentando una contramemoria, bien declarando explícitamente que se somete a la autoridad del TIJ, y se probase que la acusación es cierta, dependiendo de las estimaciones de la Corte, será condenada con una sanción mayor o menor, pero probablemente grave y desprestigiosa.

El derribe del avión de la compañía Malaysian Airlines es otro tema que se pone sobre la mesa, así como la cuestión tartar. En esta última, sería recordada la Libre determinación de pueblos, norma ius cogens, mencionada en las Resoluciones 1514 (del año 1960) y 2625 (de 1970). La cultura y nacionalidad tártara al parecer está siendo amenazada, perseguida, y discriminada en Crimea (y Sebastropol), que fue anexionada de forma ilegal en 2014, según la declaración de Ucrania.

El republicano no ha hecho ninguna referencia a estos temas en sus debates, solo se habla de Siria y del TTP, que pasaremos a explicar a continuación.

 

Xi Jinping

Putin y Xi Jinping, por otra parte, están unidos junto a EE.UU. en el panorama asiático por el TTP[5]. El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (o Trans-Pacific Partnership) es un tratado firmado en febrero de 2016 por doce Estados de la cuenca del Pacífico: Canadá, EE.UU., México, Perú, Chile, Japón, Malasia, Singapur, Brunéi, Vietnam, Australia y Nueva Zelanda, que representan el 25% de las exportaciones globales y el 37% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, el 40% del mercado mundial, y 800 millones de personas.[6]

EEUU se ha retirado definitivamente, y si Rusia y China decidiesen implicarse más, podría acabar por transformarse en algo nuevo, puesto que el peso que adquirirían estas potencias en la región sería incomparable. El Acuerdo, entre otras cosas, pretendía reducir tarifas (elimina unas 18 000), creando empleos y promoviendo la cooperación económica por medio del libre comercio. Recuerda al Mercado Único de la Unión Europea, con el que, por otro lado, el Brexit ha decidido terminar.

En el Forum de la Economía Mundial de Davos, en Suiza, el presidente chino hizo historia, puesto que es el primero que decide acudir a este encuentro. Su discurso ante 3000 dirigentes políticos y económicos fue crítico[7]. Aludió proteccionismo, impulsando en su lugar una “puerta abierta” y la cooperación entre todas los Estados. Frente a la guerra comercial, instó al desarrollo común. Según periódicos como BBC Mundial, El País Internacional y France24, se dirigió, sin nombrarlo, al presidente estadounidense.

En cualquier caso, el TTP no se ha ratificado aún, y la región queda por ahora en manos de los más fuertes: Rusia y China, que se mostrarán dispuestos a tomar las riendas del mercado asiático.

No obstante, nos atrevemos a vaticinar el inicio de un nuevo acuerdo. EEUU no puede permitirse salir unilateralmente de estas negociaciones, puesto que sus intereses en la zona son un peso enorme e innegable en su economía.

 

Taiwan: Tsai Ing-wen

“Taiwán teme convertirse en una marioneta en el juego de Donald Trump” proclama The Wall Street Journal. Numerosos periódicos interpretaron la llamada del empresario a la isla como una señal dirigida a China, un aviso amenazante. Taiwán, provincia problemática, es un debate constante, y la postura hacia la provincia china evidencia un acercamiento o alejamiento hacia esta potencia mundial.

La estrategia, según una entrevista de hace unas semanas, es abrirse a la negociación con el gobierno de Taiwán dependiendo de la postura de Xi Jinping en el comercio y otras cuestiones. En definitiva, es una manera de presionar a China y demostrar quién tira de la cuerda en las relaciones. Pero los políticos, académicos y medios isleños no se muestran positivos: son el pañuelo que cuelga de la soga; quién se lo llevará es cuestión de concesiones, sagacidad, poder y puede que fuerza. Los beneficios que conllevan no enemistarse con el gobierno central no van unidos a un deseo de reunificación (lo llamado “Política de la China Única), puesto que la pujante economía taiwanesa queda ensombrecida en ocasiones por la parte continental. Esto ha sido tomado como pieza clave del chantaje al que se va a ver sometido Xi Jinping. Trump estaría dispuesto a reconocer la independencia de su aliada, lo cual resultaría en una grave crisis diplomática: en la ruptura con la República Popular China.

Tsai Ing-wen, la presidenta (Partido Democrático Progresista), instó a Pekín a no inquietarse, pero está claro que su autonomía pende de un hilo: el pañuelo sigue sujeto porque EE.UU. lo protege[8]. Además, si la economía china queda perjudicada, rebotará en Formosa. Taiwán le envía alrededor de un 40% de sus exportaciones, la mayoría componentes electrónicos, que son posteriormente juntados y mandados al extranjero. Impuestos en China se traducen en daños colaterales.

Por ahora, la comitiva isleña que se prohibió enviar a la investidura no apareció en el momento de la jura.

 

En resumen, podríamos decir que estas cuestiones no son por ahora prioridades en la agenda de Trump, pero no dejan de ser relevantes en el panorama internacional. Tras intentar acatar políticas anti-inmigratorias, deberá hacerles frente antes o después. Su proteccionismo no puede permanecer por mucho tiempo a la vista, encerrarse en sí mismo solo le acarreará mayores problemas.

 

  

María Granados Machimbarrena

Investigadora del Instituto de Estudios Asiáticos Martín de Rada

  

Fuentes principales:

Ayuso, S. (27 de noviembre, 2016). La relación de EE UU y Cuba se perfila más tibia, pero sin regresar a la Guerra Fría.

BBC Business (22 de noviembre, 2016).TPP: What is it and why does it matter?

Ferrer, I., & Faget, D. (17 de enero, 2017). Ucrania demanda a Rusia ante el Tribunal de la ONU para que deje de apoyar a los separatistas.

Kazer, W. Colaboración de Jenny W. Hsu (2017). Taiwan Fears Becoming a Pawn in Donald Trump’s Game. The Wall Street Journal. Hong Kong y Taipei.

 

[1] Las islas mayores y los destinos mexicanos situados en el Caribe son los de mayor expansión, según la OMT y diversas agencias dedicadas a su análisis y promoción.

[2] Si se lee la Constitución turca, se pone de manifiesto la falta de coherencia:              Article 5 “to ensure the welfare, peace and happiness of the individual and society (and) to strive for the removal of (obstacles) which restrict the fundamental rights and freedoms.”

Article 10 “All individuals are equal before the law without any discrimination irrespective of language, race, color, sex, political opinion, philosophical belief, religion and sect or any such consideration.”

Article 22 “secrecy of communications is fundamental.”

Article 24 “Everyone has the right to freedom of conscience, religious belief and conviction … No one shall be allowed to exploit or abuse religion or religious feelings … for the purpose of personal or political influence, or for even partially basing the fundamental, social, economic, political and legal order of the State on religious tenets.”

Article 28 “the press is free, and shall not be censored.”

[3] Según el Art. 33 del Capítulo VI de la Carta, que versa sobre el arreglo pacífico de controversias “Las partes en una controversia cuya continuación sea susceptible de poner en peligro el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales tratarán de buscarle solución, ante todo, mediante la negociación, la investigación, la mediación, la conciliación, el arbitraje, el arreglo judicial, el recurso a organismos o acuerdos regionales u otros medios pacíficos de su elección.

El Consejo de Seguridad, si lo estimare necesario, instará a las partes a que arreglen sus controversias por dichos medios.

2.3. Los Miembros de la Organización arreglarán sus controversias internacionales por medios pacíficos de tal manera que no se pongan en peligro ni la paz y la seguridad internacionales ni la justicia.

[4] Art. 2.4 Los Miembros de la Organización, en sus relaciones internacionales, se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, o en cualquier otra forma incompatible con los Propósitos de las Naciones Unidas.

[5] Ver texto completo en https://ustr.gov/trade-agreements/free-trade-agreements/trans-pacific-partnership/tpp-full-text (Office of the US Trade Representative)

[6] Según BBC news and the CNN Money World Market

[7] No en vano afirmó Trump que le proporcionan un alto volumen de capacidad militar, aunque se hayan denegado a responder a la propuesta de venderles modelos avanzados de aviones de combate F-16



Las ideas contenidas en los textos Rada son de responsabilidad de sus autores, sin que reflejen, necesariamente, el pensamiento del Instituto de Estudios Asiáticos Martín de Rada. El Instituto de Estudios Asiáticos Martín de Rada no tiene una posición institucional en los asuntos políticos. Este documento se hace público entendiendo que cualquier uso que se haga de él, tanto su autor como el Instituto serán citados debidamente, según la Referencia expresada al comienzo del documento.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR