Ante el peligro norcoreano

Seguridad y Defensa
Ante-el-peligro-norcoreano

17 May Ante el peligro norcoreano

Corea del Norte ha lanzado un nuevo misil balístico de alcance intermedio. Disparado en la madrugada coreana (6:40 hora surcoreana) desde Sinpo, recorrió alrededor de 60 kms antes de caer en las aguas del Mar del Japón. El ministro Yoshihide Suga ha reaccionado condenando el lanzamiento, como ha hecho con los anteriores cuatro lanzados el del seis de marzo de 2017; de los cuales tres quedaron sumergidos en la Zona Económica Exclusiva del Estado japonés (menos de 200 km desde la línea de base recta). El primer ministro, Shinzo Abe, ha advertido que Corea del Norte continuará este tipo de pruebas.

El lanzamiento llega un día antes de que los presidentes estadounidense y chino, Trump y Xi Jinping respectivamente, se reúnan por primera vez en Florida, en un encuentro en el que se tratará, sin duda, la seguridad del continente asiático y, por tanto, el caso de Corea del Norte. En el acercamiento, Trump quiere convencer a China, aliada de Pyongyang, de que ejerza más presión sobre este Corea del Norte, y lo persuada para que abandone su programa de armamento. Hasta el momento Pekín ha insistido en que “respeta las sanciones impuestas por la ONU” y ha anunciado un embargo a sus importaciones de carbón, una de las principales fuentes de financiación para el régimen de Kim Jong Un. Pero Estados Unidos quiere que China adopte nuevas medidas para bloquear por completo al Estado agresor. Trump ha amenazado, según el Financial Times, con “actuar unilateralmente si China no soluciona el problema”. Asimismo, en una visita a Asia, el secretario de Estado de EE.UU., Tillerson, anunció que la “paciencia estratégica” de Washington había terminado, y que las “sucesivas provocaciones podrán ser respondidas con cualquier opción”. Por otro lado, la consejera adjunta de seguridad de la Casa Blanca, McFarland, ha indicado que es una “posibilidad real” que Pyongyang logre desarrollar misiles y atacarles antes del final del mandato del actual Presidente republicano.

Corea del Norte ha llevado a cabo cinco pruebas nucleares, las dos últimas el año pasado. El área donde tuvieron lugar los ensayos anteriores, en Punggye-ri, se encuentra vigilada por satélites comerciales y los analistas consideran probables los preparativos para una sexta prueba.

Recientemente, el Ministerio de Exteriores norcoreano criticó las declaraciones estadounidenses y las maniobras militares conjuntas entre ese país y Corea del Sur, ya que considera una excusa para invadir su territorio. Portavoces citados por la agencia norcoreana KCNA, ya han señalado en otras ocasiones que este tipo de acciones sitúan a la península coreana “al borde de la guerra”.

La amenaza continua del régimen dictatorial del norte de la península deja, una vez más, en vilo a la comunidad internacional. Es conocido el potencial bélico de Kim Yong Un; en especial su fuerza nuclear y por ello, y conviene tener en cuenta que Pyongyang fue miembro del TNP hasta abril de 2003. En 2005 el Gobierno del Corea del Norte anunció que tenía armas nucleares funcionales, si bien parte de la comunidad internacional se mostró escéptica. Posteriormente, Corea del Norte informó de una prueba nuclear exitosa el 9 de octubre de 2006. Es de destacar que entre 2006 y 2017, Corea del Norte ha lanzado misiles sobre el el espacio aéreo japonés—como hemos visto, los últimos han sido muy recientes—y ha realizado numerosas pruebas nucleares.

Las airadas protestas de Japón, EE.UU., Corea del Sur, así como de los portavoces de la Unión Europea y la OTAN han conducido al establecimiento de duras sanciones internacionales contra este país. No obstante, sin la colaboración real y efectiva de China, es complicado hacer frente al peligro. La política realista perseguida por la administración estadounidense pretende empujar a Xi Jinping a romper la relación con su aliado comunista, y a dejar que, de esta manera, con un verdadero aislamiento, el régimen caiga por su propio peso. Lo que sabe EE.UU., y que no es ningún secreto, es que haciendo esto el comunismo del antiguo Imperio Celeste probablemente sería el siguiente en caer.

 

María Granados Machimbarrena

Investigadora del Instituto de Estudios Asiáticos Martín de Rada



Las ideas contenidas en los textos Rada son de responsabilidad de sus autores, sin que reflejen, necesariamente, el pensamiento del Instituto de Estudios Asiáticos Martín de Rada. El Instituto de Estudios Asiáticos Martín de Rada no tiene una posición institucional en los asuntos políticos. Este documento se hace público entendiendo que cualquier uso que se haga de él, tanto su autor como el Instituto serán citados debidamente, según la Referencia expresada al comienzo del documento.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR